Ex empleado de OpenSea se encuentra en polémica NFT

OpenSea-NFT

✍️ Actualizado el día 3 junio, 2022 - 9:20 👤 Revisado por Jakub Motyka

  • Un empleado de OpenSea desafía la confianza de la empresa al utilizar información privilegiada.
  • En consecuencia, enfrenta un cargo de fraude, tras utilizar esta información para ganar dinero.
  • ¿Por qué esto es un tema tan delicado en la comunidad NFT? Aquí te lo contamos.

Nathaniel Chastain, ex empleado de OpenSea, es acusado de fraude por la venta de NFT usando información privilegiada. Actualmente, está siendo acusado formalmente de un cargo de fraude electrónico y lavado de dinero. El uso de información privilegiada es un crimen con fuertes repercusiones actualmente, en especial en el contexto del mundo cripto.

Esto es tan penado porque, con la información privilegiada, Nate Chastain siguió un esquema elaborado para obtener grandes ganancias de NFT. En total, debido a estos cargos, el ex empleado podría enfrentar hasta 40 años de prisión. Igualmente, esta es una acusación formal revelada por el Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York y un alto funcionario de la Oficina Federal de Investigaciones.

¿Por qué es tan problemático que esta estafa NFT suceda en OpenSea?

La acusación, como tal, que cae sobre la cabeza de Nate es el utilizar sus conocimientos como empleado para su beneficio. Es decir, al conocer de antemano que NFTs aparecen en la página de inicio de OpeanSea, podía comprarlos y venderlos por un valor muy por encima de su cotización real. Esto lo hizo desde junio de 2021 hasta septiembre del mismo año, aprovechando que los compradores estaban dispuestos a pagar una prima por estos NFT.

Al saber cuáles NFT aparecen en la página de inicio de OpeanSea, Nate podía comprarlos y cobrar una “prima”. Muchos compradores estaban dispuestos a pagar un excedente por los NFT que estaban en el inicio de la plataforma. Es así como este ex empleado podía venderlos hasta 5 veces por encima de su precio original sin problemas.

Te puede interesar:

Angélica Añez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir